Certificaciones: Una necesidad para el Auditor Interno

¿Considera usted necesaria para su labor como auditor interno, obtener una certificación internacional?

Al inicio de cada curso de Auditoría Interna, en la carrera de Contabilidad de la Universidad Especializada del Contador Público, les solicito a mis estudiantes investigar sobre las distintas certificaciones internacionales para el Auditor Interno. Al presentar las directrices del trabajo, veo los rostros: algunos con un signo de interrogación, otros pocos con algún grado de conocimiento del tema. Pero se motivan, hacen su investigación con entusiasmo, y en la mayoría de los casos, logran invitar a profesionales certificados para que hablen de su experiencia sobre el “antes y el después” de lograr la certificación. Es gratificante la experiencia y la tecnología permite que ellos la utilicen en su favor: graban las voces, realizan videos, entrevistas interesantes y se logra el objetivo principal de que el grupo conozca sobre la importancia de certificarse. En una oportunidad, antes de realizar el trabajo de investigación, un estudiante un tanto escéptico me preguntó: “profesora, usted cree que las certificaciones son necesarias para el trabajo de auditoría?” Esa pregunta se la hago a usted hoy: ¿Considera usted necesaria para su labor como auditor interno, obtener una certificación internacional?. 

 

Una certificación profesional internacional (cualquiera que fuese), representa un medio idóneo para demostrar que se ha alcanzado un nivel de conocimientos y que se cuenta con la destreza necesaria para el desempeño de su especialidad, logrando un mejor desarrollo profesional y por ende obteniendo mayor competitividad, al ofrecer servicios de alta calidad. 

 

En el campo de la Auditoría Interna, contamos con varias certificaciones internacionales, otorgadas por la máxima autoridad, voz autorizada y líder mundial en investigación sobre temas de auditoría interna como lo es el Instituto de Auditores Internos (IIA, por sus siglas en inglés) El IIA fundado en 1941, ofrece desde 1973, la designación de Auditor Interno Certificado (CIA®, por sus siglas en inglés), que demuestra que aquellos profesionales que la obtienen, están en condiciones de satisfacer las demandas cambiantes de todas las partes interesadas, en este mundo cada vez más complejo. La Certificación CIA®, es la única designación aceptada a nivel mundial como la norma por el cual los profesionales demuestran su conocimiento y competencia para facilitar y guiar las complejas responsabilidades en el campo de la auditoría interna. Esta certificación internacional, respalda el conocimiento, las habilidades y las pericias del auditor interno, respecto a las prácticas modernas de la actividad de auditoría interna. 

 

Aprovechando que en cada mayo, celebramos el Mes Internacional de la Concienciación sobre la Función de Auditoría Interna, te invito a que hagamos un viaje al pasado para revivir el arduo trabajo y los logros que han hecho que el programa de la certificación CIA® sea reconocido a nivel mundial por los profesionales de la auditoría interna y por directivos, gerentes y otras partes interesadas en las organizaciones. Hace 43 años, la auditoría interna por medio del IIA, dio un salto trascendental al lanzar su primera certificación. En ese momento se les otorgó, a más de ocho mil profesionales la designación, a través de una cláusula de derechos adquiridos sobre la base de la experiencia. En agosto de 1974, los primeros 654 candidatos pusieron a prueba su nivel de conocimiento y habilidad para demostrar que eran dignos de la mención de "Auditor Interno Certificado" (Certified Internal Auditor). Desde su inicio, esta certificación internacional, fue diseñada de forma rigurosa y pasar el examen era y sigue siendo todo un reto. De los primeros 654 candidatos que se sentaron a la prueba, solo 122 pasaron las cuatro partes (actualmente el examen consta de tres). John R. Ballard (Presidente del IIA por el periodo 1972-1973), fue reconocido como el primer receptor de la nueva designación. Los otros 532 candidatos que no aprobaron, tendrían que esperar un año completo para otra oportunidad, ya que el examen en ese entonces era anual. 

 

En 1976, el número de candidatos al examen se duplicó a 1099, ofreciéndose en 55 locaciones en el mundo, incluyendo Canadá, Reino Unido, Alemania, Israel y Nigeria. En ese mismo año, la Comisión de Administración Pública de EE.UU. (US Civil Service Commission), aprobó que la certificación CIA fuese tan igual como la certificación de Contador Público Certificado de EE.UU (CPA), ya que consideraron que cumplía con las normas exigidas de contratación para los contadores y auditores empleados por el gobierno de esa nación. En la década del ochenta, el papel de la auditoría interna se expande a nivel mundial, y se produce la necesidad de la función dentro de cada organización. Se comienza a girar el enfoque a una línea más estratégica en las auditorías, dando prioridad a aquellas sobre la base de las áreas de mayor riesgo, por lo que se incrementa el interés de perfeccionamiento para los profesionales de la auditoría interna, y así mismo el número de postulantes al examen. En 1990, el examen CIA® se ofrece por primera vez en español y francés, y experimentó el máximo nivel de solicitudes, nunca antes visto hasta entonces. 

 

Cercano a cumplir 40 años de existencia, el programa fue testigo de escándalos contables corporativos a nivel mundial que dan como resultado la prolífera promulgación de leyes y normas de gobierno corporativo en todo el mundo. A medida que las regulaciones se hacían más exigentes, los auditores internos comenzaron a centrarse más en las auditorías basadas en riesgo y la realización de evaluaciones de riesgo. Sin embargo, hubo un punto importante a resaltar en esta época de incertidumbre. En 2008, el IIA anunció su plan para la transición del examen CIA®, desde un formato de papel y lápiz, a la asistida por medio de computadoras, que dio como resultado la ampliación del alcance del programa, el aumento de la eficiencia en el manejo administrativo y se redujo al mínimo el tiempo de espera de los resultados de la prueba. A tan sólo unos pocos años después de la aplicación de este avance tecnológico, el IIA anunció su CIA® número 100,000 en la Conferencia Internacional de 2011 en Malasia. 

 

A la fecha ya son más de 130,000 certificados CIA® a nivel mundial, que demuestran su alto nivel profesional, apoyando a la organización a cumplir sus objetivos, aportando un enfoque sistemático y disciplinado, al evaluar y mejorar la eficacia de los procesos de gestión de riesgos, control y gobierno. En Panamá a 2015, se contabilizan 13 CIA® y esperamos que en los próximos 5 años se incremente esta cifra al doble, por la necesidad de contar con profesionales con un profundo entendimiento de la cultura, los sistemas y procesos de los negocios en nuestro país.
Existen otras designaciones especializadas otorgadas igualmente por el IIA, siendo éstas: 

      1. Certificación en Auto-Evaluación de Control (Certification in Control Self-Assessment, CCSA®): mide el conocimiento en cuanto a los principios fundamentales de autoevaluación de control, procesos y temas relacionados con controles de riesgo y objetivos de negocio. Hasta el 2015 se contaba con 6,700 en el mundo, en Panamá son 12 los poseedores de esta certificación.
      2. Auditor Certificado en Servicios Financieros (Certified Financial Services Auditor, CFSA®): el profesional que ostenta esta designación, cuenta con el conocimiento de los principios y prácticas de auditoría en los sectores de servicios bancarios, seguros y valores. Al 2015 habían 6,200 certificados en el mundo; en nuestro país, tenemos tres certificados.
      3. Profesional Certificado en Auditoría Gubernamental (Certified Government Auditing Professional, CGAP®): diseñado especialmente para los auditores que trabajan en el sector público, en todos los niveles. Es una excelente credencial profesional, que prepara a los funcionarios gubernamentales para los distintos desafíos que se deben enfrentar en esta área tan exigente. A nivel mundial 3,900 cuentan con la certificación. No tenemos registro de ningún CGAP en Panamá.
      4. Certificación en Aseguramiento de Gestión de Riesgos (Certification in Risk Management Assurance, CRMA®). Obtener esta certificación garantiza la capacidad del individuo para evaluar los componentes dinámicos que integran el gobierno de la organización y el programa de administración de riesgo empresarial; así como, el aseguramiento en torno a estos temas. Al 2015 14,200 profesionales contaban con esta designación en todo el mundo; en Panamá, tenemos 12. 

 

Recientemente se presentó la Calificación en Liderazgo de Auditoría Interna (Qualification in Internal Audit Leadership , QIAL®) que ayuda a construir y mejorar las habilidades de liderazgo en apoyo de los profesionales con equipos de alto rendimiento. Solo se cuenta con 45 a nivel mundial. 

 

Al preguntarle a muchos colegas certificados los beneficios que han experimentado al obtener la certificación, nos dicen: te da prestigio, te motiva a capacitarte continuamente, fortalece la credibilidad en tu trabajo, da certeza de la calidad profesional, incrementa la reputación, da seguridad a los clientes y por supuesto, contribuye al ascenso profesional. Si luego de leer estas líneas tienes interés de conocer con mayor detalle sobre las certificaciones, puedes acceder www.globaliia.org o al Instituto de Auditores Internos de Panamá www.iaipanama.org . Anímate, por la superación personal, profesional y por Panamá!.

 

Aixa Serracín

icon crma CRMA, MBA, CPA.

Auditora Interna Regional de Mitsui Sumitomo Insurance Co., (Sucursal Panamá)
Ex Presidenta del Instituto de Auditores Internos de Panamá
Docente universitaria.
Twitter: @aixapma